Un sueño de Bernardo Reyes

La noche del 9 de febrero de 1913 encabezó la carga de caballería que de manera suicida galopa a Palacio Nacional; allí cae Bernardo Reyes, muere traicionado por todos, él lo sabe, pero odia a Madero y es un militar y un apóstol. 

Esta es la tercera portada que hacemos para Ignacio Solares, después de El espía del aire y No hay tal lugar (Alfaguara), uyas portadas muestran épocas muy distintas en mi trabajo como portadista, en Un sueño de Bernardo Reyes, se aprecia el talento de Jazbeck Gámez.

En los mismos días que diseñamos esta portada, hacíamos el libro Belisario Domínguez, vida muerte y legado (Clío) sobre la misma época, con los mismos personajes, pero desde diferentes trincheras. El trabajo de diseño nos permite conocer cosas fascinantes.