1968 + 30 + 40

El movimiento estudiantil de 1968 hizo nacer muchas cosas que definen lo que es nuestro país hoy en día. La brutal represión, la muerte y el encarcelamiento parieron también la identidad de ser joven en México. Para bien y para mal, la vida política y muchos de sus actores, se definieron en aquel entonces. No es posible entender nuestra gráfica actual, sin reconocer profundas raíces en el movimiento estudiantil.
 
En octubre de 1998 se cumplían 30 años de la revuelta y para celebrarla, invitado por mi querido maestro Arnulfo Aquino, diseñé un cartel en el que quise resaltar que aquella lucha seguía vigente y que el heroísmo de los jóvenes vencería. Acababa de ver una exposición del artista cubano José Bedia y me sentí profundamente atraído por su aparente primitivismo, así que fabriqué un sello con una zanahoria y con él generé los cuchillos que amenazan al corazón.